Evita pasar mucho tiempo sentada para ayudar a la circulación venosa.

Estar sentado provoca la mala circulación en las piernas, lo que podría causar hinchazón en los tobillos, venas varicosas y coágulos sanguíneos conocidos como trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés).