Trombosis Venosa

Esta puede darse de dos formas:

  • Trombosis venosa superficial.
  • Trombosis venosa profunda.

Trombosis venosa superficial:

Es una inflamación dolorosa de las paredes de las venas y del tejido que las rodea, se
caracteriza por la aparición de unos cordones rojos y calientes, quizá acompañados de una
acumulación de líquidos en el tejido (edema).

Trombosis venosa profunda:

A diferencia de la superficial es un coágulo sanguíneo que puede formarse en venas
profundas de la pierna que al desprenderse puede migrar hacia los pulmones
comprometiendo seriamente la vida de una persona.